Ridero

Sergei Prokofiev


автор книги

ISBN 978-5-4483-1355-4

О книге

El poder del inminente don musical de Sergei Prokofiev, la originalidad, la diversidad y el volumen de su obra, la altura de su maestría y la certeza de su imagen artística lo ubica entre los músicos más importantes del siglo XX. Heinrich Neuhaus He recibido con alegría un ejemplar de la biografía de Sergei Prokofiev escrita por Nadia Koval. Encuentro sumamente interesante el hecho de que esté escrita por una compatriota suya que reside en Argentina. Martha Argerich

Об авторе

Nadia Koval

Nadia Koval nació en Rusia. Actualmente vive en Buenos Aires, Argentina. Es periodista y crítica musical. Es autora de numerosos artículos sobre música clásica y entrevistas con músicos de talla internacional que se han publicado en distintos medios de comunicación.

Martha Argerich

Aprovecho esta ocasión para comentar que encuentro sumamente interesante el hecho de que se publique una biografía de Sergei Prokofiev escrita por una compatriota suya que reside en Buenos Aires. Creo que sería la primera biografía de Prokofiev escrita en Argentina. Hago votos para que este trabajo encuentre en las editoriales un lugar y así llegue a todo el público que sin duda disfrutará de su lectura.

0 ответов

Благодарности

En primer lugar, me gustaría agradecerles a mis hijas María y Ekaterina Kouznetsova por corregir el texto. Sin su gran ayuda, este libro nunca podría ser publicado. Le agradezco mucho al director de la Orquesta Sinfónica de Córdoba, Hadrián Avila Arzuza, por apoyar mi idea de escribir la biografía de S. Prokofiev, su compositor preferido. Y también quisiera darle las gracias a Alan Kweik, que le presentó el manuscrito de mi libro a Martha Argerich, una gran pianista y una de las mejores intérpretes de la música de S. Prokofiev.
Благодарность этому юниту выражает автор Благодарность этому юниту выражает автор Благодарность этому юниту выражает автор

Рассказать друзьям

Ваши друзья поделятся этой книгой в соцсетях,
потому что им не трудно и вам приятно